El mejor viaje

”Siempre he amado viajar, desde que tengo uso de razón y cordura. Más bien, creo que la vida es un viaje el cual debemos completar y por eso decidí comenzar esta travesía.

Comencé un onceavo día de un mes que ya ni recuerdo, me despedí y seguí el camino que llevaran mis pies. Me despedí de los atados, de la desesperación, de la fatiga, el aburrimiento, me despedí de todo lo que me causaba algún mal. Comencé de pies a cabeza el globo terráqueo y mi dedo era el que designaba los viajes, sí, así era.

Era joven, mi mente y mi imaginación volaban así que esa fue mi principal aliada en los sitios a los que iba y bueno, que maravillosa era mi vista a cada sitio que iba. Aprendí a amar ciegamente, a oler con el corazón y a pensar con el alma, era hermoso. No pasaba más de dos días en cada sitio y en cada lugar que me quedaba daba lo mejor de mi porque nada era mejor que escuchar un ”¡Vuelve pronto!”.

Cada persona que conocí era como una huella en mi ser, me daban un consejo que apliqué a partir de ese momento y toda la vida. Como me gustaba dibujar, prefería tomar una fotografía con papel y lápiz antes que con una cámara así que mis libros están llenos de sueños cumplidos y metas alcanzadas”.

-¿Y qué pasó, abuela?

-Me enamoré y me quedé en un sólo lugar.

Me di cuenta que el mejor viaje era quedarse a su lado.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s